¿Cómo Mantener una Fuerte Cultura de Equipo en un Mundo Híbrido?

En las últimas décadas, los empleados han pasado mucho tiempo colaborando, en reuniones, llamadas telefónicas, por correo electrónico o en plataformas de chat.

Pasar tiempo con nuestro equipo(s) supone para nuestros empleados más del 60% de su tiempo.

La creación de más equipos que antes ha hecho más compleja la vida profesional de nuestros empleados.

Cuanto más complejos, más fluidos y remotos son los equipos, los miembros de los mismos deben navegar en entornos más cambiantes.

Los equipos de hoy son más complejos y están más dispersos que en el pasado. Muchos empleados trabajan en más de un equipo, los miembros del equipo a veces están en más de un país y seguro que más de uno trabaja de forma remota.

Sin embargo, los empleados piensan que aún pueden estar bien conectados con la organización aun trabajando de forma remota.

Si bien la tecnología moderna nos permite colaborar de forma remota en formas impensables hace poco tiempo, eso no significa que trabajar con equipos virtuales sea fácil o que sea lo mismo que trabajar en persona.

En términos generales, podemos decir que en este mundo híbrido necesitamos manejar y practicar las mismas reglas que en el pasado, pero con algunas diferencias que debemos considerar.

Estamos en un mundo en continuo cambio y más que nunca la gestión de personas es muy importante. Necesitamos también mucha más gente con mentalidad de crecimiento capaz de afrontar cambios rápidos y ágiles.

Pero ten por seguro que atendiendo a lo que acabas de leer, las organizaciones también podrán mejorar sus culturas.

Design Thinking con la diversidad cultural

Estamos acostumbrados a desarrollar productos, innovar en diferentes áreas de nuestras compañías, pero, ¿hemos considerado alguna vez que las diferencias culturales, diferentes países, pueden suponer diferencias cuando diseñamos nuestros productos y procesos?

Cuando nos internacionalizamos tenemos que escalar nuestro negocio considerando a nuestros clientes, productos e incluso nuestro modelo de negocio. También tenemos que defender nuestra posición y competir con competidores locales fuertes.

Tenemos una herramienta poderosa, aunque algunos de nuestros directivos piensen diferente, que es la innovación. Si disponemos de un producto muy novedoso e innovador, que realmente encaja muy bien en el mercado en el que estamos implantando nuestra estrategia de internacionalización, disponemos de una ventaja competitiva muy grande.

Cuando desarrollamos en nuestras organizaciones una cultura enfocada a la innovación, podemos descubrir más fácilmente muy buenas y rentables oportunidades de negocio. El Design Thinking puede ayudarnos a incorporar nuevos productos en los nuevos mercados en los que queremos tener presencia, pero tomando en consideración las diferencias culturales existentes, como pueden ser la propia lengua, la vestimenta, tradiciones, estilo de vida, el diseño, comida, costumbres.

Antes de que comencéis con una sesión de Design Thinking, intentar definir entre tres y cinco características de la cultura del país donde queréis desarrollar vuestra organización. Pero sobre todo ello, considerar también qué industrias y servicios están en ese momento en desarrollo o con buenas perspectivas de crecimiento, y que todo ello os permita terminar de decidir el proceso de internacionalización.

Para tener éxito en otros países y culturas, necesitáis que vuestras compañías sean excelentes en sus operaciones. La mayoría de las economías están demandando una calidad alta en los productos que se comercializan, de forma que, la opción de acudir a esos mercados en desarrollo o economías emergentes con segundas marcas o productos de inferior calidad no es tal opción.

Design Thinking (DT) os ayudará con una aproximación adecuada a vuestros clientes en esos mercados. En el caso de aplicar los cinco pasos del DT, podéis mejorar considerablemente los resultados en esos mercados. DT es una gran herramienta para ello. De manera que, ¡empatizar con vuestros clientes! Es muy importante observarles en el mercado y en sus empresas. Definir cuál es el problema o el asunto a resolver. Generar ideas nuevas e innovadoras con un brainstorming. No perdáis el tiempo, los prototipos son clave en esta fase. Dedicar tiempo a testear todo lo que habéis creado, obtener feedback, y finalmente iterar hasta obtener el resultado deseado.

Cuando estamos en un mercado diferente, las cosas suceden de manera diferente a como las podemos esperar. Ver cómo se comportan los mercados y los clientes será crucial para nuestro éxito. Saldremos ganando si comparamos las diferencias culturales que existen entre ellos y nosotros. En el proceso de Design Thinking, debemos considerar todas estas diferencias si queremos ser realmente innovadores enfrentándonos a los retos del mercado. Recomiendo que los directivos, marketing y la organización de ventas se encarguen directamente de esta actividad de observar. Ellos conseguirán información relevante para la toma de decisiones.

Si ponemos en práctica todo lo que hemos aprendido con el Design Thinking, podremos realizar actividades de benchmarking con los competidores locales. ¡Qué importante es observar a los competidores extranjeros y locales! Nos darán nuevas ideas que nos ayudarán a mejorar la oferta de nuestra cartera de productos.

Necesitamos organizaciones muy flexibles para superar los retos de los mercados a los que nos queremos dirigir. Pensar siempre, al involucrar a vuestros equipos en una actividad de Design Thinking, que las diferencias culturales afectarán de manera importante a vuestras decisiones. No intentar transferir vuestros usos y costumbres a otras culturas o países. Intentar adaptar lo que sabéis hacer a esas otras culturas.

Testear e implantar ideas, obtener el adecuado feedback del mercado y de vuestros clientes y después entrar en un proceso iterativo, será esencial para conseguir un éxito con el desarrollo de esas ideas en otras economías.

La Tecnología, la Transformación Digital, la Globalización y la Diversidad Cultural, determinarán el mapa del futuro de los negocios. No dudar en aprender y prepararos para cruzar fronteras. El mundo no es tan plano.

7 Ideas para cambiar de forma innovadora tu negocio en 2016

The relentless waves of new technology, creates the need for constant reinvention.

Glenn A. Baker

Journalist

 

En este año 2016 efectuaremos todos los cambios de forma innovadora y seguiremos adaptándonos al entorno. Una de nuestras principales actividades debe ser la innovación.

A comienzos de los años 60 del pasado siglo, la nueva impresora Kodak Velox que ampliaba los negativos en un rollo de papel y que era posteriormente cortado en fotografías individuales, fue una tecnología muy innovadora. Más tarde, las películas de color se hicieron muy populares. “Snapshot” se reinventó por primera vez, pasando de un laboratorio comercial a un almacén y tienda donde vendían cámaras, proyectores de películas y diapositivas, y otros accesorios. En aquel entonces las películas a color se enviaban a revelar o procesar a un laboratorio comercial.

A finales de los 80, la video cámara hizo su primer debut. En 1996 se pudo comenzar a copiar fotografías, sin utilizar un negativo, utilizando una tarjeta PCMCIA. Y fue a finales de los 90 cuando comenzaron a hacerse populares las cámaras digitales. Tuvimos que aprender a utilizar todos estos nuevos dispositivos y a medida que la capacidad que iban teniendo aumentaba en “megapixels”, las ventas de carretes de fotografía iban disminuyendo.

Fue en 2007 cuando con un sistema de impresión de fotos HP, utilizando tarjetas de memoria y USB, podíamos imprimir de forma doméstica nuestras fotografías. Desde entonces, la fotografía, además de la innovación en sus sistemas de impresión, ha evolucionado con los “smartphones”, con los dispositivos móviles, y las tiendas “on line”.

Ahora sigue con atención algunas cuantas ideas que, si sigues, te ayudarán a llevar a tu negocio a un lugar destacado, innovando y cambiando algunas de las actividades que has realizado hasta ahora.

1.- Descubre quienes son tus clientes a los que debes dirigirte; aquellos a los que quieres vender tus productos o servicios pero que no les vendes todavía. ¿Has pensado como poder cautivarles?

2.- La atención al cliente debe ser excelente. Cada cliente es tu tesoro. Genera la lealtad. Tu marketing más efectivo y de impacto vendrá dado por las referencias que tus clientes más satisfechos dan de ti.

3.- Ganar dinero es realmente duro, la tesorería es la reina, así que mantente atento a la “Caja” y no dejes de cobrar las deudas. Vigila tus finanzas.

4.- Comparte con personas de tu confianza tus ideas, inquietudes, planes. Esto no es caro, ni requerirá mucha atención y tiempo, pero es sumamente efectivo.

5.- Dedica tiempo a pensar en lo que quieres conseguir, se amable contigo mismo y dedica tiempo diariamente a cuidar de tu salud física y de tus emociones. Tan bien como estés, tan buenas serán tus decisiones.

6.- Gestiona tu tiempo de manera efectiva. Trabaja duro, pero no dejes de pasar tiempo con las cosas que te gusta hacer. Te ayudará a ser más efectivo.

7.- Disfruta con lo que haces. Es vital que estés contento en cada momento, sin duda el éxito vendrá después.

Es cierto que cambiar nuestras formas de hacer las cosas, de adaptarnos a nuevos tiempos, nos atenaza y nos inquieta. Tanto, que muchas veces no llegamos a ser capaces de conseguir nuestros objetivos.

Pero el cambio, la innovación e incluso reinventar como ha sucedido con el desarrollo de la fotografía, nos transportará en ese viaje que supone el cambio y que facilitará que alcancemos nuestras metas.